Ahorrar de energía en términos de iluminación está alcance de todos, incluso para ti, siempre y cuando sepas elegir tus bombillas con criterio.

Existen numerosos modelos disponibles en el mercado que cumple con su cometido de alumbrar. Pero, entre tanta variedad, a veces es difícil elegir, por eso, es importante que tu tengas la mayor información al momento de adquirir la bombilla.

Los diferentes tipos de bombillas de bajo consumo

Existen una gran variedad de bombillas de bajo consumo, a continuación, te explico sus características:

La bombilla LED

La bombilla de “Diodo emisor de luz (LED)”, en términos de ahorro de energía es un tercio más alta que las bombillas fluorescentes compactas, que también consumen poca electricidad.



La tecnología LED también es prometedora para una iluminación aún más económica en el futuro.

Si tienes una empresa  te puede ayuda leer reducir tus costes empresariales.

Las bombillas LED tienen una vida muy larga, aproximadamente unas 40,000 horas. Uno de los puntos negativos de los LED es su precio, son muy alto, sin embargo, es un bombilla muy rentable gracias a su larga vida, trata de adquirirlo.

La bombilla fluorescente compacta

bombilla fluorescente compacta

Es un bombillo de luz fluorescente compacta (CFL), consume en promedio cinco veces menos energía que una bombilla convencional. Su vida útil es de 6.000 y 12.000 horas.

Este tipo de bombilla se enciende gradualmente. Por eso es preferible que tú la uses en habitaciones.

Incluso si no logran la eficiencia de las bombillas LED en términos de ahorro de energía, las bombillas fluorescentes compactas, representan una buena solución económica para tu bolsillo y tu casa.

La bombilla halógena incandescente

Esta bombilla está siendo cambiada cada vez más por la bombilla incandescente halógena de “alta eficiencia”, que consume entre un 20 y un 30% menos de energía mientras que tiene la misma eficiencia que la bombilla halógena.

La vida útil de la bombilla halógena también es mayor: de 1 a 2 años, 3 veces más que una bombilla halógena convencional. Sin embargo, las bombillas halógenas ecológicas consumen mucho más que los LED.

Puntos de referencia para la elección de bombillas de bajo consumo

Para asegurarte de que tu elijas una bombilla de bajo consumo, que satisfaga tus necesidades de iluminación, estas son las indicaciones, que te permitirá realizar la mejor elección.

La etiqueta energética

Trata de revisar cuidosamente la etiqueta energética, allí tu encontraras, todas las especificaciones. Desde A ++ para las mejores bombillas y E para las peores.

Las lámparas fluorescentes y LED compactas se clasifican de A a A ++. Halógenos entre C y D. Esta etiqueta también menciona el consumo de la lámpara en kilos vatios por 1.000 horas de encendido.

El flujo luminoso

El flujo luminoso de las bombillas, tu las encuentras en el embalaje. Te permite conocer la cantidad de luz difundida, como los vatios de las antiguas bombillas incandescentes.

La unidad de flujo son los “lúmenes”. La
cantidad de luz producida por las bombillas de ahorro de energía ya no es
directamente proporcional a su potencia.

La temperatura de la luz

Una bombilla puede emitir una luz suave, para iluminar la sala de estar, habitaciones, baños y cocinas de tu hogar.

En este sentido, trata de aprovechar esa iluminación y combinarla con la luz natural, deja las ventanas abiertas de tu casa, veras que las bombillas se empezarán a usar de manera más consciente.

 

Quizás te interesa: como ahorrar energia en casa para niños